Conociéndonos desde nuestras fortalezas

Mas de una vez en la vida tal vez nos hemos hecho esta pregunta ¿Quién Soy? Y seguramente en cada ocasión has encontrado más de una respuesta y con el paso del tiempo vas complementando tu propia respuesta a esta pregunta. Algunas personas a esta pregunta contestan: Soy Ingeniero, Licenciado o algún otro título, sin embargo, esta respuesta es su profesión. Otros pueden decir soy gerente, director o algún otro título de puesto, esto es el nombre de su puesto en alguna organización. También hay respuestas como, soy mamá, papá, herman@, hij@, espos@ y sí, también somos esa definición, así que, hasta aquí, nos damos cuenta de que cuando se trata de describirnos y responder quién soy, hay una gama amplia de posibles respuestas que resultan ser ciertas para describir y definir quién eres.

Partiendo de que eres la suma de tus conexiones sinápticas y neuronales que han creado rutas cerebrales que te hacen único, sumado a las experiencias vividas desde tu infancia hasta la situación actual de vida, se ha creado una definición llamada TÚ.

En este blog, yo quiero invitarte a entender un punto de vista adicional para conocerte más, y la propuesta es hacerlo desde un enfoque basado en tus fortalezas.

Cuando conocí el Modelo de Desarrollo basado en Fortalezas de Donal O. Clifton que tiene un enfoque basado en casi 50 años de investigación de parte de Gallup y la filosofía que hay detrás de esta investigación, quedé totalmente convencida de sumarme como Coach de fortalezas certificada por la organización Gallup; y la razón de ello es por la siguiente declaración:

“Tú puedes ser la mejor versión de ti mismo siendo quién eres desde tus fortalezas.”

Que frase tan poderosa que me hace pensar sólo en liberarme de expectativas y dejar de querer ser como… Y simplemente SER YO desde mis talentos y mi propia verdad.

Gallup invita primero a reconocer tus talentos, y para entender tus talentos sólo debes observar tu manera natural de pensar, sentir y/o comportarte, es lo que a lo largo de tu vida te ha ayudado a definir parte de quien eres, sólo recuerda y piensa ¿qué haces de manera natural, que se te facilita y que, además, disfrutas hacer? ejemplo: ¿se te facilita identificar situaciones complejas y encuentras rápidas soluciones?; ¿disfrutas tener espacios para imaginar o idear cosas y visualizar el futuro?; ¿Eres de las personas que para resolver temas haces un proceso, de análisis, planeación, plan de acción, seguimiento y control?; ¿Disfrutas investigar y aprender de diferentes temas y sientes que nunca es suficiente lo que has aprendido?; ¿Disfrutas de las relaciones personales y  buscas conectar con las personas para conocerlas y entenderlas más?, ¿Eres de los que organizan las reuniones sociales y buscas incluir a todas las personas?

En fin, hay tantas maneras de describir tus comportamientos que lo mejor es que tú mismo hagas esta pequeña reflexión sobre lo que se te facilita y disfrutas hacer. En resumen, conocerte desde tus fortalezas implica reconocer en ti las cosas que haces de manera natural y que además, disfrutas hacer.

Ahora bien, una vez que reconoces tus talentos es muy fácil trabajar en potenciarlos para convertirlos en fortalezas, esto es, usar tus talentos de manera consciente, de tal forma que tengas la habilidad de desempeñarte consistentemente casi a la perfección y de manera natural; es desde este lugar en el que puedes expresar la mejor versión de ti mismo.

Así que te invito a tener un espacio de reflexión y voltear a verte para que indagues y encuentres esas historias que han estado presentes en tu vida en donde has actuado, resuelto y utilizado tus talentos que tal vez hoy, después de invertirles tiempo para fortalecerlos y maximizar su uso se han convertido en tus fortalezas.

Aquí te dejo algunas razones por las cuales reconocer y utilizar tus fortalezas:

  • ¡Eres único!
  • Por fin puedes ser tú mismo y dejar de intentar ser lo que no eres
  • Cuando usas tus fortalezas estás más satisfecho
  • ¡Ya están en ti, sólo tienes que reconocerlas y ponerlas en acción!